En el día a día, no es extraño encontrarse situaciones en las que hay que responder por daños ocasionados a terceros. La responsabilidad civil es la rama del derecho que abarca cualquier supuesto de accidente o percance que puede ocurrir a una persona. Accidentes de tráfico, accidentes laborales, reclamaciones frente Administraciones públicas (tales como ayuntamientos), negligencias médicas o de otros profesionales, todos ellos son manifestaciones de la responsabilidad civil en la que somos expertos.

¿Qué es la responsabilidad civil?

La responsabilidad civil es la obligación de resarcir que surge como consecuencia del daño provocado por un incumplimiento contractual (responsabilidad contractual) o de reparar el daño que ha sido causado con quien no existía un vínculo previo (responsabilidad extracontractual.)

La responsabilidad civil o derecho de daños abarca una de las áreas más tradicionales del Derecho, preocupado por la reparación del daño injusto, mediante el pago de una indemnización por los daños causados, o de reparar los daños producidos.

Aunque quien responde acostumbra a ser quien ha causado el daño, también se posible que se haga responsable a una tercera persona. Cuando eso ocurre, hablamos de responsabilidad por hechos ajenos.

Para que se genere una responsabilidad civil con la obligación de indemnizar, tienen que darse las siguientes circunstancias:

• Haber ocasionado un daño cierto.

• Poder acreditarse una relación causa-efecto, relación de causalidad, entre el daño y la actuación de la persona física/jurídica responsable, con infracción de ley (ya sea intencionada o no)

• El daño ha de poder valorarse económicamente

Para hacer frente a estas eventualidades, existe el seguro de responsabilidad civil, mediante el cual la compañía de seguros se compromete a indemnizar al asegurado como consecuencia de la reclamación que le efectúe un tercero por la responsabilidad que haya podido incurrir. Sin embargo, no siempre hay acuerdo en la cuantía indemnizatoria ofrecida por las compañías aseguradoras, o puede que no exista póliza de seguro al no haber obligación legal de contratar un seguro de responsabilidad civil. Por ello, es conveniente asesorarse mediante abogados especializados en responsabilidad civil.

AgrupAB atiende las reclamaciones de Responsabilidad Civil por derecho de daños procedente de:

Responsabilidad derivada de la circulación de vehículos a motor; accidentes de tráfico, atropellos, bicicletas.

Responsabilidad patrimonial de la administración; caídas en vía pública, daños en centros sanitarios, instalaciones deportivas municipales, escuelas, actos...

Responsabilidad profesional (médicos, abogados, arquitectos, economistas…)

Responsabilidad civil consumidores y usuarios: Reclamación por productos defectuosos, defecto de información.

Responsabilidad civil en la edificación.

Responsabilidad por hecho propio, y por hecho ajeno. Responsabilidad de los guardadores, de las residencias, entre otros.

Responsabilidad civil en el transporte (personas accidentadas en transporte público (tren, autobús, metro)

Responsabilidad civil de las personas con discapacidad y en situación de dependencia.

Responsabilidad civil de los menores de edad. Actos dañosos causados por los hijos. Responsabilidad de los centros escolares.

Responsabilidad civil por daños causados al medio ambiente.

Contacta con nuestros abogados

En AGRUPAB, tu despacho de abogados, cuentas con un equipo profesional especializado en responsabilidad civil. Ponte en contacto con nosotros: estudiaremos tu caso e iniciaremos el proceso más efectivo para que recuperes tu dinero de la forma más rápida y eficaz posible.

He leído y acepto las condiciones de la Política de privacidad y el Aviso legal