Contratos de servicios de drones

Desde octubre del 2014, el número de pilotos y empresas de drones registrados en España se ha multiplicado por 80, lo que pone en relieve el auge de esta actividad. Una realidad, que, a su vez, se refleja en un gran incremento en el número de personas físicas y jurídicas que desean habilitarse como operador aéreo.

Recientemente, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), el organismo que regula en nuestro país el vuelo de vehículos aéreos no tripulados (UAV, por sus siglas en inglés), actualizó la lista de organizaciones y pilotos registrados como operadores de drones. En total, se contabilizaron más de 2.600 operadores en octubre del 2017.

La progresión ha sido muy rápida, teniendo en cuenta que el uso de drones con fines profesionales entró en vigor en octubre de 2014, cuando únicamente había 31 empresas y pilotos registrados en España.

Sin embargo, más allá de la normativa que regula los UAV, debemos tener en cuenta que la contratación de servicios relacionados con esta actividad tiene unas

características muy determinadas, que muchos desconocen.

En AgrupAB venimos trabajando desde hace años en el sector de los drones, asesorando a empresas que ofrecen estos servicios. Nuestro principal objetivo es que tanto quien ofrece el servicio de UAV como quien lo contrata, tenga pleno conocimiento de las características particulares que le afectarán en la ejecución del encargo, cuáles son las limitaciones y condicionantes para que el contrato pueda ejecutarse.

Así, y a modo de ejemplo, se deben contemplar aquellos elementos que pueden afectar la buena ejecución del encargo profesional de UAV (permisos de vuelo, incidencias meteorológicas, etc. Preverlas, permite también delimitar las responsabilidades entre las partes contratantes para evitar problemas que pueden tener una difícil solución.

En AgrupAB, contamos con la experiencia y los conocimientos indispensables para asesorarte en este trámite, y para ayudarte a que los servicios de drones respondan siempre a la legalidad vigente.

Requisitos para formalizar un contrato con drones

A la hora de contratar un profesional para la prestación de un servicio con un dron, lo primero que hay que comprobar es que la persona física o jurídica elegida tenga toda su documentación al día. De este modo, si incurriese en infracciones o se produjese cualquier incidencia durante el vuelo y hubiese que depurar responsabilidades, el cliente gozaría de la máxima protección legal.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta es que el operador de drones y el piloto pueden ser la misma persona. Sin embargo, ambas figuras han de estar perfectamente definidas y con toda la documentación en regla. De hecho, un piloto no podrá asumir encargos profesionales si previamente no ha sido habilitado y contratado por un operador.

Para confirmar que el trabajo se está confiando a un operador de drones autorizado, éste deberá aportar su registro en la Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA). No obstante, tú también podrás hacer la comprobación pertinente, consultando si figura en su lista oficial de operadores.

Tras pactar la colaboración y las condiciones del encargo, el operador tendrá que ponerse en contacto con AESA para comunicarle, mediante el impreso de Comunicación Previa y Declaración Responsable(disponible en su sitio web), el tipo de vuelo, o vuelos, que prevé efectuar. Asimismo, también deberá notificar qué aeronaves empleará, y facilitar la identificación de los pilotos y los datos sobre la póliza del seguro de responsabilidad civil que tendrá que suscribir obligatoriamente. Después de este trámite, AESA le enviará un acuse de recibo, que deberá conservar mientras realice los vuelos.

Otra característica que se puede presentar con cierta frecuencia en el sector de los drones es la necesidad que puede tener una empresa propietaria de éstos, de contratar un piloto para efectuar vuelos.

En AgrupAB también te ayudamos en el diseño y redacción del contrato. Como ya comentamos más arriba, tendremos que verificar, primero, que se cuenta con la licencia y permisos necesarios, tanto por parte del piloto como del operador contratante.

Por otro lado, se deberán delimitar las responsabilidades civiles de cada una de las partes en caso de producirse un incidente durante la ejecución del encargo que pueda causar daños a tercero.

Por último, aunque no menos importante a pesar de ser dejado muchas veces de lado, tenemos que velar para que las imágenes obtenidas mediante la utilización de UAV, cumplan con las previsiones legales en cuanto a la normativa actual de protección de datos y sean respetuosas con el derecho a la intimidad de las personas.

El contrato de servicios deberá incluir un detalle sobre las medidas de seguridad de los datos y también la obtención de los derechos de imagen que correspondan.

Abogados expertos en drones

Si estás buscando asesoramiento legal o apoyo en estas gestiones, ponte en contacto con nuestro bufete de abogados. Cuéntanos qué necesitas, y nuestros profesionales especialistas en legislación de drones se ocuparán de todo. Te brindamos el mejor y más completo asesoramiento en esta materia.

He leído y acepto las condiciones de la Política de privacidad y el Aviso legal